El diseño profundiza en los aspectos ergonómicos y connotativos de la forma. Resuelve la función del objeto, con el aporte de nuevas percepciones sensoriales que propician el hallazgo de una innovadora e íntima relación con el usuario. Busca la pureza, nos transmite equilibrio, serenidad... Replantea el modo de uso de este tipo de objetos revalorizando el costado natural e instintivo.